Ghee: El oro liquido

El Ghee o usli ghee (usli significa “real” o “puro”, que en este contexto se refiere a la grasa real y original de los antiguos indios) es una especie de mantequilla clarificada, que se prepara calentando mantequilla (sin sal) al menor fuego posible hasta que se evapore toda el agua, después se filtra para separar los residuos sólidos de la leche. Esta grasa purificada resultante es el “Ghee.” Originalmente se obtenía de leche de búfala, hoy en día se obtiene a partir de la mantequilla de la leche de vaca.

La diferencia principal entre la mantequilla clarificada y el ghee es que en la primera se separa la grasa lo antes posible para evitar que se quemen los sólidos lácteos, mientras que para el segundo, se deja calentándose hasta que dichos sólidos tengan una aspecto de color marrón, dándole un aroma más dulce. Por lo que el Ghee es dulce, fresco y dulce de efecto post digestivo en el organismo.

Al haber sido sometido a un proceso de calentamiento más largo que el habitual para la mantequilla clarificada, el ghee aguanta mejor las altas temperaturas, por lo tanto es idóneo para cocinar. También permite largos periodos de almacenamiento debido a que durante su elaboración se han eliminado las enzimas y microorganismos encargados de su putrefacción.

10 PROPIEDADES DEL GHEE

  • Disminuye Pitta y Vata, y aumenta el Kapha ligeramente.
  • Es emoliente, rejuvenecedor y antiácido.
  • Es nutritivo para los tejidos y fortalece hígado, riñones y cerebro.
  • Es uno de los ingredientes de la deliciosa LECHE DORADA (Golden Milk) por lo que mejorará tu practica de asanas (posturas de yoga).
  • Es la mejor forma de grasa para el cuerpo. Ideal para los Pitta.
  • Es excelente para cocinar (no se quema como otros aceites).
  • Es un buen tónico, en general cuando se toma con leche tibia y especias como jengibre y cardamomo, por lo que es bueno para los desórdenes crónicos de los pulmones y las enfermedades degenerativas.
  • Tiene una fuerte acción limpiadora, ya que rápidamente elimina el calor y las toxinas del cuerpo.
  • Externamente nutre la piel y alivia los ojos.
  • Aplicar un poco en la nariz nutre el cerebro.

¿Cómo puedes hacer tu propio Ghee?

PicMonkey Collage mtq

Primero debes comprar una mantequilla de buena calidad (a mayor calidad de la mantequilla tendrás menos residuos y espuma), de ser posible ecológica y sin sal. Busca una olla con un fondo pesado para evitar que se queme la mantequilla. Una cuchara grande, una gasa de malla para el filtrado. Un frasco cerámica para almacenar el ghee cuando esté listo.

Mediante el siguiente proceso vamos a separar los restos de agua, lactosa y proteínas que contiene la mantequilla obteniendo así la grasa en estado puro.

Derrite la mantequilla en la olla a fuego muy bajo, verás como poco a poco se comienza a formar una espuma blanca, con la cuchara debes coger esa espuma y tirarla, porque estos son los sólidos no grasos de la leche y justo de lo que nos queremos deshacer. Sigue hirviendo y remueve cada 3 minutos para evitar que la mantequilla se queme. Continúa extrayendo y tirando fuera esa espuma blanca burbujeante que se forma. A medida que pasa el tiempo, te darás cuenta que esa espuma se vuelve más delgada y las burbujas más claras. Evita que los sólidos de la leche se hundan en el fondo de la olla. Intenta extraerlos con la cuchara. La mantequilla se hará cada vez más transparente a medida que sacas los sólidos de la leche y la espuma dejará de formarse, cuando esto ocurra puedes dejar que repose un poco y luego comenzar a filtrar con la gasa de malla para capturar cualquier sólido de la leche que haya podido escapar de la cuchara. A veces lo que queda de los sólidos al trasladar la mantequilla de la olla al frasco de almacenamiento, quedan pegados en las paredes de la olla.

Este proceso tarda entre 10-15 minutos, claro que todo dependerá de la cantidad de mantequilla que se ha utilizado en el proceso.

Este Ghee no necesita refrigeración, y se mantendrá durante un máximo de 1 mes. Si te da más seguridad guardarlo en la nevera, puedes hacerlo o si tienes dudas de no haber retirado por completo los sólidos de la leche. Cuando esté completamente fría, se volverá de color crema.

Disfruta de esta grasa saludable, fuente de vitamina D y Vitamina A.

“Cuando alguien desea la salud, es preciso preguntarle primero si está dispuesto a suprimir las causas de su enfermedad. Solo entonces es posible curarlo.” Hipócrates

Anuncios

2 comentarios en “Ghee: El oro liquido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s